La Curación de Contenidos y el rol del docente

Standard

Curación de contenidos, la labor de siempre del profesor transformada por los nuevos entornos digitales. Lacuracindecontenidos title=

 

Le llaman de otra manera, pero aunque le cambien el nombre, la profesión es la misma. ¿Que otra cosa ha sido el buen profesor que un organizador, seleccionador y orientador de contenidos? En los tiempos de la facultad, en la década de los 80, mis compañeros y yo bromeabamos diciendo que sólo íbamos a clase a buscar bibliografía. Si esa broma hubiera sido hoy, probablemente hubieramos dicho que no íbamos a clase porque el profesor nos daba la bibliografía a través de la Red.

Y sin embargo al recordar esta anécdota, caigo en la cuenta de que la educación está en una especie de esquizofrenia: lo presencial (bolonia) lo virtual (la Red), lo formal (el aula) y lo informal (el espacio virtual). En esta esquizofrenia lo único estable es la labor del profesor, que selecciona tópicos, organiza los contenidos, nos enseña a manejar fuentes y las difunde en los espacios virtuales y reales. Si además es un buen profesor enriquece esa información y esos datos con interpretaciones personales que orientarán nuestra propia búsqueda de información. Esa ha sido siempre la labor del profesor, labores antiguas con nuevas herramientas. Cambiamos el libro por la red, la tiza por la tablet y los apuntes por la base de datos, pero la esencia permanece, lo que se hace es lo mismo: orientar, dirigir y formar una forma de generar conocimiento. Aunque es verdad que en el mundo de las redes todo es mucho más complejo: más información, más datos, más fuentes, más dispersión. Y también menos control, menos filtros, menos organización. Por eso hoy es más importante todavía un profesor que nos “cure” y nos oriente en este nuevo universo. Eso sí un profesor “virtualizado” y “digitalizado”

Las infografías

En la infografía realizada para la Unidad 5 (curación de contenidos) he intentado reflejar esta idea, junto con las actividades más significativas de la tarea que debería realizar un “content curator” en el mundo docente.

pearltrees de anacristinaborquez

Por supuesto que esta actividad excede este mundo y tiene aplicaciones en diferentes profesiones, fundamentalmente en el mundo empresarial, donde la gestión de la información obedecería más a una fidelización del cliente que a una búsqueda de la formación de la audiencia. Por esa razón se insiste en la infografía en los aspectos más relacionados con la fundamentación del conocimiento y la formación de opinión.

La infografía tiene un valor limitado y, como todas las herramientas que intentan concentrar la información, se ve limitada por esta concreción.  Pero, ese es su verdadero valor. No se trata de lograr abarcar con ellas todo el conocimiento acerca de un concepto, si no de centrar las coordenadas a partir de las cuales podemos trabajar sobre él. Nos hace regresar a las formas de aprendizaje de nuestra primera infancia basadas en elementos simples, combinados de forma armónica, puntos, líneas y círculos matizados por formas más complejas, que nos permiten llegar a altos niveles de abstracción de forma inmediata (Marin Ochoa, 2009 UAB). Su organización visual y esquemática recuerda en cierta medida a los “mapas conceptuales” defendidos por Ausubel y Novak en su momento (1984. Aprender a aprender. Con D.B. Gowin. Cambridge: Cambridge University Press), aunque en las infografías las relaciones lógicas no se tratan de una forma tan estricta como se hacía en ellos.

Subministran un recorrido inmediato sobre un tema, centrando la atención en los puntos principales a los que debe dirigirse nuestra tarea de aprendizaje, por ello funcionan bien como “organizadores previos” en el desarrollo de un tópico curricular o en la presentación de un tema de debate o estudio. También representan un buen ejercicio de resumen de lo aprendido que debe integrar tanto los conceptos centrales como su orden lógico. Son, por lo tanto, una buena herramienta para el profesor, como una tarea constructiva para el alumnado, siempre y cuando no se caiga en la tentación de “vivir” exclusivamente de ellas. Pasa con este recurso, como con tantos otros que, usados en exclusiva, reducen las posibilidades de generar un proceso de aprendizaje verdaderamente eficiente, al reducir la capacidad de expresión del pensamiento verbal y escrito.

Las infografías en el aula: http://www.etwinning.es/es/ideas/herramientas-tic/782-la-importancia-del-aprendizaje-visual-infografias-en-el-aula

Sugerencias finales

Como con tantas otras herramientas (presentaciones, vídeos, mapas conceptuales, imágenes, prezis…) no deberíamos  olvidar nunca que lo importante es tener algo que decir. No importa saber muchos idiomas si no tienes nada relevante que decir. Por eso esta u otras herramientas no son más que canales para el pensamiento y este requiere búsqueda de información e integración de datos, pero sobre todo un proceso de reflexión personal, sin el cual no existe “verdadero conocimiento”. Para realizar mi infografía sobre el proceso de “curación de contenidos” he usado la herramienta “easel.ly“, que ofrece un servicio intuitivo online combinando  funcionalidades de drag-and-drop (arrastrar y soltar), de edición de texto y de inserción rápida de íconos para  facilitar la narración. En la versión gratuíta las opciones son limitadas pero suficientes para un trabajo de aula.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s